MÁS ORDINARIO QUE...      

"Más ordinaria que una corbata remendada"
"Más ordinario que un marrano con diente de oro"
"Más ordinaria que una caja de dientes con caries"
"Más ordinario que un condón de fique"
"Más ordinario que un yogurt de yuca"
"Más ordinario que un yogurt de algarroba"
"Más ordinario que un Burro mascando chicle"
"Una iglesia con orinal"
"Un ataúd con Calcomanías"
"Más ordinario que una misa con mariachis"
"Más ordinario que un cementerio con columpios"
"Más ordinario que un Rascacielos con techo de paja"
"Más ordinario que pata e palo con varice"
"Más ordinario que cementerio con taquilla."
"Más ordinario que un chino con afro"
"Más ordinario que un chicle de ajo"
"Más ordinario que un desodorante con olor a pollo"
"Más triste que mico recién cogido!...
"Más ordinario que una gorda en tanga"
"Más ordinario que un costeño con gabardina"
"Más canson que una aplanadora de pedal"
"Más ordinario que mondongo con champiñones"
"Más ordinario que avión con parrilla"
"Más ordinario que gamín con guardaespaldas."
"Más ordinario que gamín con celular."
"Más ordinario que un yogurt de mondongo."
"Más ordinario que tacón de concreto."
"Más ordinario que topolino con abanico de techo."
"Más ordinario que Clinton vendiendo lotería."
"Más ordinario que cubano hablando cachaco."
                                                          ... un entierro en volqueta.
                                                          ... un sapo en un acuario.
                                                          ... un inodoro con cinturon de seguridad.
                                                          ... una lechuga en un florero.
                                                          ... una monja en guayos.
                                                          Más malo que Cain borracho.
                                                          Más salado que bragueta de carnicero.



      INSTITUTO DE FORMACIÓN PARA HOMBRES      

  • Requisito académico : SER HOMBRE
  • Grado: AVANZADO (Incluye ejercicios prácticos y sesiones de laboratorio)
  • NOTA: Debido a la complejidad y dificultad de asimilación de los temas, este curso tendrá un máximo de 8 asistentes.

TEMARIO

TEMA 1:LA LAVADORA Y LA PLANCHA, LAS GRANDES DESCONOCIDAS
De la lavadora al armario, ese proceso misterioso

TEMA 2:CÓMO LLENAR LA BANDEJA DE LOS CUBITOS DE HIELO
Explicaciones paso a paso, con diapositivas

TEMA3:ÚLTIMOS AVANCES CIENTÍFICOS
Cocinar y sacar la basura NO provoca impotencia ni hemiplejia.
Prácticas de laboratorio

TEMA 4:LA TAZA DEL CAFÉ DEL DESAYUNO
¿Levita sola hasta el fregadero de la cocina?
Foro de discusión

TEMA 5:REGÁLALE FLORES
Por qué está bien regalarle flores aunque ya estés casado con ella.
Gráficos y montaje audiovisual.

TEMA 6:CÓMO LUCHAR CONTRA LA ATROFIA CEREBRAL
Recordar cumpleaños, aniversarios.

TEMA 7:DIFERENCIAS fundamentales entre el cesto de la ropa sucia y el suelo.
Gráficos aclaratorios

TEMA 8:¿ES posible orinar sin salpicar fuera de la tapa?
Prácticas en grupo

TEMA 9: CÓMO bajar la tapa del inodoro, paso a paso.
Esquema y ejercicios prácticos

TEMA 10:EL ROLLO del papel higiénico.
¿Nace el papel higiénico en el portarrollos?
Foro de discusión

TEMA 11:POR QUÉ no es necesario agitar las sábanas después de tener una flatulencia.
Ejercicios prácticos en parejas

TEMA 12:¿SE puede seguir siendo "alguien" sin tener en la mano el control remoto de la televisión?

TEMA 13:LAS LATAS DE CERVEZA no saben arrastrase solas hasta el bote de la basura.
Ejercicios con diversas marcas y tamaños

TEMA 14:HACER LAS MALETAS
¿Incompetencia innata o incapacidad mental progresiva?

TEMA 15:LOS HOMBRES de verdad, también preguntan a los transeúntes cuando se pierden.
Discusión

TEMA 16:EL HOMBRE COMO COPILOTO
Foro abierto: ¿Es genéticamente posible no hablar e, incluso, no desencajarse convulsivamente mientras aparca la conductora?
Incluye ejercicios de relajación

TEMA 17:RELAJACIÓN Y AUTOCONTROL
Práctica: Ejercicio de acompañante en un centro comercial, sin protestar.

TEMA 18:COMUNICACIÓN EXTRASENSORIAL
Cuando se dice que algo está en el "cajón del armario", solo un torpe necesita preguntar en qué cajón y en qué armario.
Diapositivas aclaratorias y foro de discusión

TEMA 19:CÓMO aprender a encontrar las cosas empezando a buscar en su sitio, antes de revolver la casa a gritos.
Ejercicios prácticos

CLAUSURA DEL CURSO Y ENTREGA DE DIPLOMAS




      Carta de una madre pastusa...      

Querido hijo:

Te pongo estas líneas para que sepas que estoy viva. Te escribo despacio porque sé que no puedes leer deprisa.
Si recibes esta carta es porque te llegó, si no, avísame y te la mando de nuevo.
Tu padre leyó que según las encuestas, la mayoría de los accidentes ocurren a 1 kilómetro de la casa, así que nos hemos mudado más lejos; no vas a reconocer la casa. El lugar es lindo y tiene una lavadora; no estoy segura si funciona o no, ayer metí una ropita, tiré de la cadena y no he vuelto a ver la ropa desde entonces.

El clima no es tan malo; la semana pasada solo llovió dos veces. La primera vez por tres días y la segunda por cuatro días. Con respecto a la chaqueta que querías, tu tío Pepe dijo que si la mandamos con los botones puestos pesaría demasiado y el envío sería muy costoso, así que le quitamos los botones y los pusimos en el bolsillo.

Al fin enterramos a tu abuelo; encontramos su cadáver con lo de la mudanza. Estaba en el armario desde el día en que nos ganó jugando al escondite.

Te cuento que el otro día, hubo una explosión de la cocina a gas y tu padre y yo salimos disparados por el aire y caímos fuera de la casa; QUE EMOCION, era la primera vez que tu padre y yo salíamos juntos en muchos años. El médico vino a la casa y me puso un tubito de vidrio en la boca y me dijo que no la abriera por 10 minutos. Tu padre ofreció comprarle el tubito. -sobre tu padre qué orgullo, te cuento que tiene un bonito trabajo. Tiene cerca de 500 personas debajo de él. El es que corta la hierba en el cementerio.

Tu hermana Julia, la que se casó con su marido parió. Pero como todavía no sé de que sexo es no sé decirte si es eres tío o tía. Si el bebé es una niña, tu hermana va a nombrarla como yo. Ella llamará a su hija "MAMA".
Tu padre le preguntó a tu hermana Pilar que si estaba embarazada, ella le dijo que sí, de 5 meses ya; tu padre le preguntó que si ella estaba segura que era de ella. Tu primo Paco se casó y resulta que le reza todos los días a la esposa porque es vírgen.

A quien nunca hemos visto mas por acá es al tío Venancio, el que murió el año pasado. El que nos tiene preocupados es tu perro el puky, se empeña en perseguir a los carros que están parados.

Recuerdas a tu tío Clodomiro? Ya no está más en éste mundo; su padre murió hace dos meses y pidió ser enterrado en el lago.
Tu amigo murió cavando la fosa en el fondo del lago. Perdona la mala letra y las faltas de ortografía, pero me he cansado de escribir y ahora le estoy dictando a tu padre y ya sabes como es de bruto. Muérete! tu hermano Juancho cerró el coche y dejó las llaves adentro. Tuvo que ir hasta la casa por el duplicado para poder sacarnos a todos del auto.
Bueno hijo, no te pongo la dirección en la carta, porque no la sé. Resulta que la última familia de pastusos que vivía por aquí, se los llevó para no tener que cambiar de domicilio. Si ves a doña Remedios, dale saludos de mi parte ; si no la ves no le digas nada.
Tu madre que te quiere:     Juanita.

P:D. Te iba a mandar 10.000 pesos pero ya había cerrado el sobre.



Más...

1- un pastuso vio un aviso de COLGATE y ....se ahorcó.
2- cuando se instalaron los semáforos, en Pasto se jugaron fortunas APOSTANDO cuál sería el siguiente color.
3- en el aeropuerto de Pasto se instaló una capilla con obispo para CONFIRMAR los vuelos.
4- para refrescarse, cuando hace calor, los pastusos meten la ruana al REFRIGERADOR.
5- las ambulancias de Pasto llevan una tina en el techo para la SIRENA.
6- las mujeres de Pasto caminan con una mano sobre la frente porque las revistas de belleza les aconsejan SOMBRAS para los ojos.
7- las suelas de los zapatos de Pasto tienen letreros que dicen "este lado abajo".
8- un pastuso no podía practicar esquí alpino porque no pudo SUBIR los esquís al pino.
9- Pastuso es el que invitado a una comida de corbata negra, envía un SUFRAGIO.
10- Pastusos, son los que al incendiarse su club, no dejan entrar a los bomberos si no son SOCIOS.
11- el líder de una revuelta, en su arenga contra un periódico, terminó su exhortación a los pastusos invitándolos
a quemar inmediata y colectivamente la edición del diario con la frase: "Todos al tiempo".
Y quemaron el periódico EL TIEMPO.

Y... más!!


1) COMO SACAN LOS PASTUSOS LOS DOLARES DEL PAÍS?
LOS ENVÍAN POR FAX Y LUEGO DESTRUYEN LA EVIDENCIA

2) AYER FALLECIERON 4 PASTUSOS:
Dos en un asesinato y los otros dos, en la reconstrucción de los hechos.

3) UN PASTUSO LEE EN EL PERIÓDICO: "ALUD MATA 100 PERSONAS" Y COMENTA:
Qué árabe tan malo, pues...

4) LLAMAN A LA CASA DEL PASTUSO:
TE LLAMO POR LA CORTADORA DE CÉSPED
HUY... CARAMBA Y COMO SE ESCUCHA DE BIEN, PUES.

5) Los pastusos lanzaron un candidato a la Gobernación de Nariño.
Han pasado dos días y... todavía no saben dónde cayó.

6) UN POLICÍA DETIENE UN PASTUSO Y LE DICE:
Déme su nombre y apellido.
Cómo se le ocurre? Y yo después cómo me llamo, pues...

7) CÓMO RECONOCER UN PASTUSO EN UN SALÓN DE CLASES?
Porque es el único que borra el cuaderno, cuando el maestro borra la pizarra.

8) UN PASTUSO EN UNA DROGUERÍA:
Me vende un desodorante, pues...?
De bola?
No de axila, pues.

9) POR QUE LOS PASTUSOS TIENEN LAS VENTANAS DE SUS CASAS TODAS REDONDAS?
Para que pueda entrar el Sol.

10) PREGUNTA EL PASTUSO:
Cómo se escribe bala, pues?
Pues como suena
Y el pastuso escribió "pum".

11) Por qué los pastusos llaman de su Celular (Móvil) y se quedan mudos?
Porque en telefonía celular, el que habla... paga

12) Al pastuso le dijeron que su mujer lo engañaba con su mejor amigo.
Llegó a la casa y... mató al Perro!

13) El médico al pastuso, en la clínica:
Le pusimos Oxígeno a su hijo...
Ah... y yo le quería poner Luis, pues...

14) Un pastuso pide una Pizza por teléfono, y le preguntan:
Se la partimos en 4 o 6 pedazos?
Pues... mejor en dos, porque yo no me como tantos.

15) El Reporte del Tiempo en una emisora pastusa:
Hoy no sabremos qué día hará, porque con esa Neblina, no se puede ver nada!

16) Por qué las pastusas van al Ginecólogo en grupos grandes?
Porque en la puerta, dice : Consultas de 8 a 12.

17) Por qué los pastusos hacen sus casas redondas?
Para que los Perros no encuentren las esquinas, donde orinar.

20) Por qué los pastusos llevan Licuadoras a las Competiciones?
Para batir los Records.

21) Por qué los pastusos tienen una botella de Leche vacía en la Nevera?
Por si alguien no quiere tomar nada!

22) Por qué las Ambulancias pastusas tienen una Tina en el techo?
Para llevar a la Sirena.

23) Por qué las puertas de las iglesias en Pasto son tan grandes?
Para que entre el altísimo.

24) Por qué los pastusos en Navidad meten al Niño Dios en el horno?
Para dorar al Niño


      ¡Qué guayabito, ¿no?!      

Nadie niega que, a veces, los traguitos son deliciosos. Pero, cuando se pasa la frontera y viene la borrachera, al otro día aparece la resaca, el guayabo, la cruda que -¡válgame Dios!- casi siempre es espantoso, como cosa del diablo. Una crónica.

Como decía don Rafael Arango Villegas, no voy a hacer la apología del guaro, que la haga el Estado, que lo fabrica y distribuye. Pero, estoy de acuerdo con el célebre escritor manizalita: el aguardiente, bebido en dosis moderadas (cuarenta o cincuenta copas), es muy saludable. Pasar esos límites sí es muy grave, no tanto por la borrachera, sino, por algo peor: el guayabo.

Por supuesto, nada más pesado que un borracho (entre más gordo, peor). En cambio, un “enguayabado” es una víctima, una suerte de pecador que quiere arrepentirse de todo: de lo que hizo la noche anterior y de lo que no se acuerda. Sufre en lo físico y lo moral. Es, en rigor, un pobre diablo, con un infierno en el estómago.

Un enguayabado es lo más parecido a un político en campaña electoral: “No vuelvo a beber nunca”, se dice, en medio de la resaca insoportable. Promesa que olvidará a la noche siguiente, sobre todo si es diciembre.

El borracho, en medio de su rasca, se cree inteligente, galán, erudito, el mejor bailarín, y salta y grita y canta y se empelota. El enguayabado es casi un cadáver. Se encuentra en un estado que linda con la agonía y la muerte.

Lo ideal, desde luego, es no beber nunca. Y, de hacerlo, pues ya lo dijimos al principio: no pasarse de la raya. Porque una borrachera aterradora, puede generar un “guayabo negro”, como el del famoso cuento de don Efe Gómez. Pero más que de embriagueces, esta es una crónica sobre resacas.

Es decir, acerca de aquel estado post-borrachera, en el que el paciente siente una sed de desierto, que quisiera calmar con agua, limonada, agua de coco, agua de alcantarillado, ácido cítrico, ácido sulfúrico, con cualquier líquido. Tiembla, suda, se desespera. No sabe qué hacer con las manos: si ahorcarse o abrir la llave del gas.

Consejos útiles para sacarle provecho al guayabo

Decía un bobo famoso en Marinilla que lo mejor para el guayabo es no beber. Menuda conclusión, inservible, además, si el consejo se da mientras el infeliz enguayabado padece su mal.
En principio, así parece haberlo corroborado la ciencia, no hay nada qué hacer. Si usted sufre de los síntomas post borrachera las noticias no son buenas. Recuéstese y sufra por terco, como diría Pacho Puntillas.

Pero tranquilo, los índices de muertes ocasionadas por resacas no son muy altos y es posible que usted sobreviva, así el ardor en el estómago, las agudas picadas en la cabeza, las azuladas ojeras, los labios resecos, el decaimiento general y el tremendo sentimiento de abandono le digan lo contrario.
Por lo pronto, trate de sacarle alguna utilidad a su lastimera situación, sobre todo si usted hace parte de ese enorme porcentaje de hombres a quienes les toca, encima, lidiar con un baño de cantaleta prolongado.

Intente dignificar su situación, saque pecho y siga estos consejos prácticos. La idea es que, al fin de cuentas, algo le deban agradecer a su doliente estado.

Si en su casa hay una plaga de cucarachas, cosa por lo demás frecuente en el 87% de las viviendas, aspire con su aliento los ocasionales escondites del animal. Cuando lo haga en los estantes de la cocina evite hacerlo sobre los cubiertos o la loza, pues los restos de vaho en la superficie de platos y cucharas podría resultar mortal para un desprevenido comensal.
Recuerde rociar su aliento en bocanadas uniformes y, en todo caso, lejos de la pipeta del gas.

Otra aplicación útil para su mortífero aliento consiste en ofrecer servicios de escolta a familiares que deben utilizar cajeros automáticos. Se trata de seguirlos a prudente distancia, hasta doce metros, para que usted pueda reaccionar resoplando una eficaz bocanada en caso de que sean asaltados. Debe tener en cuenta que entre más lejos se haga de sus protegidos mayor será el ángulo de aspersión y, en consecuencia, las potenciales víctimas inocentes podrían ser numerosas.
Por eso se recomienda llevar consigo un tubo de P.V.C de unos dos metros de longitud para que pueda orientar mejor su disparo. Es muy importante que disponga una clave de seguridad para que sus familiares puedan alcanzar a taparse la nariz antes de que usted resople. De nada sirve que fulmine por igual a víctimas y a victimarios.

Como en estos días de fiesta es frecuente la elaboración de gran cantidad de alimentos, algunos de los cuales, a causa del elevado número de convidados, deben prepararse al aire libre, su aporte consistirá en sentarse cerca para que evite la desagradable presencia de insectos. Si el sitio es soleado, mejor. Nada más efectivo que el sudor viscoso de un enguayabado para espantar moscos, zancudos y avispas. Cuídese de hacerse muy cerca de los que cocinan porque ellos también podrían ahuyentarse.

Como no faltan, incluso por esta época, insistentes vendedores de enciclopedias, Biblias ilustradas, cursos de inglés y de lectura rápida a domicilio, salga a atenderlos usted. Verá como corren.

Por último, aunque esto sólo se lo agradecerá la madre naturaleza, intente mitigar la muerte de pavos, gallos y cerdos. Antes de que el filoso cuchillo les corte la vida, siéntese con ellos y hábleles, nunca menos de quince minutos, y abrácelos. Verá cómo después se entregan al salvaje suplicio con un extraño pero evidente gesto de alivio.

No se enoje. Como diría Pacho Puntillas, ¿si sabía que le iba a doler para que metió el dedo? Relájese y sufra, y acuérdese de su estado actual la próxima vez que vaya a tomar. ¡Salud!

Día de desdicha

El guayabo es lo que, en palabras de guerra, se conoce como “Día D” o “Día Después”. Es un campo en ruinas. La cabeza se siente coca, o como llena de clavos, o como un nido de culebras. Una resaca queda muy bacanamente descrita en la palabra alemana katzenjammer (“maullido de gatos”), o en la sueca hont i haret (dolor en la raíz de la cabeza), o en la noruega Jeg har tommermen (carpinteros en mi cabeza). En todo caso, un guayabito puede dejar a cualquiera descabezado.

Un guayabo es apto para las maldiciones. Todavía, parece, no se ha descubierto el remedio, aunque se han ensayado muchos, desde las “bombas” caseras hasta las oraciones a santos aún no canonizados, como “sancocho” y otros de su especie.

Del vudú y otros remedios

La cura del vudú haitiano para el enguayabe, consiste en clavar 13 alfileres de cabeza negra en el corcho o la tapa de la botella causante de la resaca; la cura egipcia es más simple: beba un par de pintas de agua de coles. Y listo. Santo remedio. O la de los chinos, un tanto más complicada: consuma una pequeña ración de cerebro de caballo.

Desde tiempos viejos, se ha buscado la cura “milagrosa” a la resaca. Los resultados son iguales a los de la búsqueda de la eterna juventud. Nulos. Sin embargo, los romanos intentaban disminuir los atroces efectos de la borrachera con piedra pómez picada o molida, pulmón asado de jabalí y huevos de lechuza. Alguien, hoy, también podría ensayar la formulita a ver qué tal.

También una sopita holandesa puede servir de algo. Es una mezcla de patas de oveja, hígado de vaca y harina de avena. Los borrachitos del Perú acostumbran comer “ceviche” y los cubanos se toman, antes de irse a dormir, una “sopa china”, es decir, aspirina con leche. Desde luego, nada de eso sirve.

Tal vez sea más efectiva la fórmula mágica, un poco más primitiva, de tomar un caracol o babosa, frotarse con él o ella nueve veces la frente y, después, arrojarlo lo más lejos posible. Si no gusta de ésta, entonces opte por vomitarse sobre una rana, y, tras la trasbocada, láncela a gran distancia. Así pasará el guayabo.

En cualquier caso, el guayabo es una sensación en la que la víctima cree estar muy cerca del sepulcro, aparte del tufo tumbaaviones que despide. La boca es pastosa, con sabor a cobre, o a hierro viejo, o a piña vinagre; las manos tiemblan; los ojos se parecen a los del Señor Caído, y dentro de la cabeza siente el picoteo de los buitres. El guayabo es el necesario castigo para los bebedores.

Pero, como se ve, puede más el guaro que el guayabo.
Lo mejor para el guayabo es, decía Perogrullo, no beber. Pero si lo hace, (¿cómo saber cuál debe ser la última copa?), no se extralimite, o aténgase a soportar las penurias del día después. Pobre Noé, el bíblico. Lo que más le dolió no fue la empelotada que se pegó, sino esa resaca babilónica. Peor que el diluvio.


      Con qué calma la gente el guayabo?      

“La sabiduría popular es sabía”, eso nadie lo niega. A continuación algunas sugerencias de los antioqueños para sobrevivir a un guayabo y hacer más llevaderos sus efectos:

Agua.
Agua y aspirina.
Cerveza y consomé.
Comidas bien saladas y condimentadas.
Leche.
Dos cervezas.
Gatorade.
Caldito.
Ducha tibia.
Mucho líquido.
Alka seltzer con limón.
Aspirinas.
Aguasal o caldo de huevo.
Música y pereza.
Dormir mucho.
Comidas grasosas.
Una inyección de Seiscopín.
Limonada bien fría.
Mucha gaseosa.
Un refajo de colombiana y cerveza.
Chocolate bien caliente.
Dos sales de frutas antes de acostarse borracho.
Jugo de tomate.
Avena fría.
Jugo de naranja.
La combinación, en jugo, de dos tomates, dos limones y tres gotas de Boldo
... o lo que hacen muchos... con otra rasca.


      Cien frases típicas de Colombianos      

Pequeño manual desilustrado de cómo identificar a un compatriota, según los  refranes, expresiones y muletillas que use.

1. A mí me gustan las cuentas claras y el chocolate espeso

2. Uno no es monedita de oro para caerle bien a todo el mundo

3. Píntemela a ver y yo le digo cuántos pares son tres moscas

4. Ni que estuviéramos bravos

5. ¿Durmió conmigo anoche o qué, que no saluda?

6. Esos dos son uña y mugre

7. Me la puso de pa´rriba

8. Que se va de playa, ¿no?

9. Sóbese que no hay pomada

10. Tengo un filo, que si me agacho me corto

11. Está que se las pela

12. ¿Qué desea de principio? ¿Garbanzo u arveja?

13. ¡Quite d'iai!

14. Bueno se me van bajando del bus aquí todos

15. ¿Y eso quién pidió pollo?

16. ¿Qué hay pa´hacer? Pues, empanadas que es lo que más se vende.

17. ¡Ay, no se me coloque así!

18. ¡Nanay cucas!

19. Esto está más largo que una semana sin carne

20. Váyase por la sombrita

21. ¡Lo visto pero no lo mantengo!

22. ¡Pero, comete alguito!

23. ¡Se ve que se toma la sopita!

24. ¿Cómo está? Regular, tres cuartos...

25. Nos tocó raspar fiesta como hasta las 5 de la mañana

26. Pilas... vengo pidiendo vía como Toyota nuevo en carretera destapada

27. Me sale lo comido por lo servido

28. ¡Oiga, champion!

29. Ese man baila como un trompo

30. Lo que le diga es mentira

31. ¡Sale pa´pintura (o pa´la foto)!

32. ¡Tan chistoso! ¿Fue que tomó caldo de payasito?

33. ¡Te vi!

34. ¡Uuuuyyyyyyyy, se nos creció el enano!

35. ¡Déle chancleta!

36. ¡Hmmm, ese huevito quiere sal!

37. Eso era puro ría que ría

38. No me abra los ojos que no le voy a echar gotas

39. No me levante las cejas que no voy a pasar por debajo.

40. ¡Dichosos los ojos!

41. !Pero, me extraña!

42. ¡Milagrazo, chinazo!

43. ¿Qué se dice, gente?

44. ¡Chaos!

45. ¡Quiubos!

46. Mi'hace el favor y le baja al tonito

47. Aquí en la lucha, moliendo duro

48. ¡Hay que estar mosca, papá!

49. Pa'qué, pero ese man tiene madera

50. Esa hembra está mas arreglada que muchacha de servicio en domingo

51. Yo lo tengo entre ojos

52. ¿Usted qué come, que adivina?

53. ¡Usted si mata un marrano a cantaleta! ¿No?

54. Mugre que no mata, engorda

55. Lleguémosle a eso, hermanito

56. ¡Ese man es mas picado que muela de gamin!

57. ¡Oiga, sardino! ¿Qué se dice?

58. ¡Ese man sí tiene suin (swing)!

59. ¡Tengo un filin (feeling)!

60. ¡Joven aún!

61. El que tiene tienda, que la atienda

62. Aquí no se trabaja pero se goza...

63. Usted está MFT (miando fuera del tiesto)

64. ¡Hum, ya dijo!

65. No me alegro, pero sí me da un fresquito...

66. ¡Ese man está qu'echa chispas!

67. Es que yo no le he contado: a mí me embiste la tecnología

68. Tengo una miada que me sabe la boca a champaña

69. Esa vieja es más fea que un carro por debajo

70. Tiene más patas que un chance

71. ¡Pa'las que sean, papá!

72. A esta vaina no le cabe un tinto (en TransMilenio)

73. ¡Póngase chanclas!

74. ¡Tocó almorzar corrientazo!

75. A ese man lo dejaron mirando pa'entro o le pusieron la piyama de madera o lo pusieron
      a chupar gladiolo!

76. Esa vieja sí que es guapachosa

77. El viejito esta capando cementerio

78. ¿Cómo se llama tu nombre? ¿Dónde vive tu dirección?

79. Señor taxista, lléveme al centro, pero pilas con el muñeco en el taximetro

80. Señoras y señores, en el día de hoy les vengo ofreciendo la promoción de la rica y deliciosa fruna.
      Una en doscientos y tres en quinientos.
      Para mayor economía, lleve seis en mil.
      El producido de esta venta es para pagar el arriendo, ayudar en la comidita de la casa y el colegio
      de mis otros 8 hermanitos.

81. Sumercé, ¿se le ofrece algo?

82. Hágase el marica y asi se queda

83. Tome pa'la gaseosa (propina)

84. Mono, ¿le limpio el vidrio?

85. Chilla más que un camionado de pollos

86. La cucha y el catano

87. Juega más que gato chiquito

88. Tome cervecita pa'que tenga qué orinar

89. Un buen colombiano no orina solo

90. Vecina, ¿me da ñapa? (vendaje, encime, etc.)

91. Juemadre, juemichica, jueldiablo y todos los juez que usted ha escuchado

92. Mujer que no joda es hombre o tiene mozo

93. Jincho pero contento

94. Me eché un motoso

95. Le rompieron la cara y parte del rostro

96. Se rumbiaron a la hija de ese man

97. Le llenaron la barriga de huesitos por andar de patisuelta

98. Indio patirrajao

99. Déle forguar a este imeil pa que lo leigan en el ciberespacio

100. ¡Uich, qué boleta




    Más Humor !!